Los endulzantes artificiales tienen restricciones para los niños