El estrés también afecta tu respuesta a la Insulina