food

En qué se basa la Dieta del genotipo

La Dieta del Genotipo busca “educar los genes” a través de una buena y sana alimentación, según tu grupo sanguíneo.

Creada en el año 2007 por el naturópata norteamericano Peter D`Adamo, la Dieta del Genotipo® busca potenciar los genes beneficiosos y silenciar los genes negativos que cada persona posee, los cuales son producto de la herencia de sus padres y ancestros, sumado a la influencia del ambiente materno en el período fetal. Esto se conoce como Nutrigenómica.

Conoce más sobre la dieta del genotipo

Cada genotipo, descrito por el Dr. D´Adamo, posee distintas características de respuesta metabólica al estrés y al ambiente, por lo que se propone un plan de alimentación y de ejercicios que los favorezcan.

Para identificar tu genotipo, es necesario saber tu grupo de sangre, tu Estado TASTER y tu Estado Secretor. Los resultados de estos exámenes, más la información de tus medidas corporales, permitirán clasificarte en cada uno de los 6 genotipos.

Los 6 genotipos son: Cazador, Recolector, Explorador, Profesor o Maestro, Guerrero y Nómade.

Tipo de sangre O

Suelen ser altos, esbeltos, de piernas delgadas y torso largo, con músculos estilizados. Tienen mucha energía y adrenalina, pero esto va disminuyendo con la edad. Cuando están sometidos a mucho estrés se vuelven vulnerables al agotamiento sistémico.

Su desafío actual es conservar la energía a largo plazo y evitar que su poderoso sistema inmunológico dañe su propio organismo como parte del fuego amigo.

El cazador fue originalmente la variante más exitosa de la especie humana. Su sistema inmune actúa rápidamente contra virus y bacterias. Poseen un sistema digestivo delicado y suelen sufrir acidez. Pueden ser alérgicos o tener intolerantes al trigo y por ende al gluten.

Tipo de sangre: O o B

Este grupo es el más común en nuestro país y se caracteriza por tener genes ahorrativos y conservar calorías. En tiempos primitivos eran los más preparados para la supervivencia, pero en el mundo moderno esta característica les causa problemas como sobrepeso y obesidad.

Pueden hacer dietas muy estrictas y aún así no consiguen adelgazar. Lo peor para ellos es hacer una dieta restrictiva, ya que si bien pueden mantenerse controlados por un tiempo, apenas se salen del régimen, su organismo guarda todo, e incluso ganan más kilos.
Nuestro principal objetivo es readaptar su tendencia a la supervivencia y corregir su ecología metabólica.

Tipo de sangre: A o AB

Su nombre, deriva de la enorme sabiduría de su cuerpo. Se trata de personas fuertes, vigorosas y estables. Suelen vivir un tiempo largo sin síntomas y descubrir que han venido desarrollando por años problemas digestivos o desórdenes pulmonares sin darse cuenta. Son de naturaleza exuberante, con una apariencia calmada. Pueden ser propensos a infecciones urinarias, sinusitis, bronquitis, amigdalitis o herpes.

El profesor está diseñado para la longevidad si siguen una dieta y estilo de vida adecuada. Este es el genotipo del equilibrio, con una enorme capacidad de desarrollo y éxitos.

Tipo de sangre: A o AB o O

Son personas musculosas y aventureras, con amplios hombros y estrechas caderas. Tienen poca grasa en el cuerpo y suelen ser delgados. Tienen una habilidad impresionante de adaptación a cambios ambientales y una capacidad mayor a la del promedio para la reparación de daño en su genética. Son vulnerables a desequilibrios hormonales y sensibles a sustancias químicas, pero esto se supera con una dieta balanceada y un estilo de vida adecuado. Les cuesta procesar la cafeína y el alcohol, y tienen poca tolerancia a las fragancias y medicamentos.

Si comen poco, resultan bastante longevos.

En este grupo se dan con más frecuencia enfermedades autoinmunes como las diabetes tipo 1 y lupus. También son propensos a sufrir anemia, alergias a algunos alimentos, problemas al hígado o cáncer de mamas.

Tipo de sangre: B y AB

Son extremadamente sensibles a los cambios ambientales, especialmente a los de altitud y presión atmosférica. Son vulnerables a problemas neuromusculares e inmunes. Si están bien condicionados tienen el don envidiable del control sobre su consumo calórico y de envejecer con gracia. Los nómades tienden a ser de huesos grandes y musculosos, y su índice de masa corporal y proporciones de cintura y caderas son a menudo superiores a la media.

Una alta proporción de ellos son alérgicos a las harinas y pueden ser celíacos.

Tipo de sangre: A o AB

Son personas esbeltas y saludables durante su juventud, pero en la adultez suelen engordar con rapidez y les cuesta bajar de peso. Si son activos físicamente su metabolismo se agiliza, pero si llevan una vida sedentaria suelen subir rápido de peso. Tienen una sorprendente fortaleza física, son carismáticos y ocurrentes, se enrojecen cuando andan nerviosos y les cuesta relajarse.

Son intensos, trabajólicos, comen de todo y nada los afecta. Sus problemas están enfocados a lo cardiovascular y las diabetes. También pueden tener colesterol alto, resistencia a la insulina y es posible que sean sensibles a la piel. Siguiendo una dieta y un estilo de vida adecuados, pueden mantener su metabolismo, previniendo un envejecimiento prematuro.