Andrea O., 43 años. Pude corregir mi alimentación y sanar mi problema con las aftas.